Saltar al contenido

Dieta ligera y refrescante (para afrontar el calor)

sandia.JPG

Ahora que llega el veranito no sólo deseamos tener un cuerpo de infarto para enseñarlo en la playa, sino que el calor nos lo pone muy fácil. Y es que…¿a quién le apetece meterse una chuleta con salsa de queso azul entre pecho y espalda?

Cuando suben las temperaturas, el cuerpo ya nos pide lo que necesita: alimentos ligeros y muy refrescantes, que nos mantengan bien [email protected] y que no nos den pesadez de estómago. ¿Y sabes qué es perfecto para eso? ¡Frutas y verduras!

Las ensaladas, por ejemplo, son el plato estival estrella. Las sopas y cremas frías también tienen mucho éxito, y de postre, fruta con mucha agua, por supuesto.

Pero claro, no sólo de verduritas vive el hombre. Si quieres asegurarte de que tu dieta es ligera y refrescante, pero también sana y completa, te propongo un menú semanal que te aportará todos los nutrientes que necesitas y que, acompañada de ejercicio, te hará perder ese par de kilitos que hacen que te plantees eso de ir a la playa y ponerte en bañador ;)

¿Cuáles son las bases de la dieta refrescante? Hay una serie de alimentos que son fundamentales para que te sientas fresca como una lechuga este verano:

  • Frutas con mucha agua (melón, sandía…)
  • Alimentos ricos en carotenos (te protegen del sol, manteniendo tu piel más fresquita)
  • Abundantes líquidos (hay que reponer los que estamos perdiendo)
  • Helados (los de hielo apenas engordan)
  • Té caliente (¿piensas que es una broma? hace que suba nuestra temperatura corporal, que sudemos desde dentro y que nos quedemos la mar de bien. Eso sí, apetecer, ni un poco)

Te dejo aquí un ejemplo de menú semanal:

Páginas:Página siguiente