Saltar al contenido

La llegada de la gripe estacional

gripe.JPG

Tras la expectación que causó la gripe el año pasado (la famosa gripe A), parece que este otoño esta enfermedad ha perdido protagonismo. A pesar de eso, conviene saber que ya ha comenzado la campaña de vacunación antigripal, dirigida a las personas de la tercera edad, embarazadas, enfermos crónicos, y personal sanitario, y que se extenderá hasta finales de noviembre.

El año pasado, alrededor de un 2% de la población española sufrió gripe ¿Sabes qué hacer para prevenirla?¿Y cómo distinguir la gripe de un simple catarro?

La gripe tiene una incidencia en la población por picos estacionales, y al confundirse frecuentemente con los catarros, crea saturación en los servicios de urgencias. Para evitar esto, comviene tener claros los síntomas de la gripe:  fiebre alta (por encima de los 38º), fuertes dolores de cabeza y musculares y tos. A diferencia de los catarros, no es frecuente el dolor de garganta, los estornudos y el aumento de secreción nasal.

Para evitar coger la gripe, debes evitar los cambios bruscos de temperatura, protegerte del frío, respirar sólo por la nariz y debes lavarte las manos con frecuencia. Una alimentación equilibrada, rica en vitamina C y que te ayude a fortalecer tus defensas también es fundamental para traspasar el otoño libre de virus.

Si aún así acabas con gripe, debes acudir al médico y seguir sus recomendaciones, así como guardar reposo y beber muchos líquidos.

Vía: Europa Press