Saltar al contenido

Sin dieta, la única manera de no engordar es hacer una hora de ejercicio al día

corriendo2.jpg

Hacer ejercicio diariamente es la única forma de evitar los kilos de más si no se realizan dietas especiales, o al menos, eso es lo que se desprende de una investigación llevada a cabo por miembros de la Universidad de Harvard. Así que quizá tengamos que dejar de esperar milagros y ponernos manos -y piernas- a la obra.

La investigación hizo un seguimiento de más de 30.000 mujeres durante 13 años, clasificándolas en función de su nivel de actividad, y teniendo en cuenta que ninguna de ellas estaba a dieta. Así, establecieron tres grupos: las que hacían 150 minutos de actividad física a la semana, las que hacían entre 150 y 420 minutos, y las que hacían más de 420 minutos. Las de éste último grupo fueron las únicas que consiguieron mantenerse en su peso.

Aunque a veces se recomienda hacer ejercicio tres o cuatro días a la semana, eso sólo sirve para reducir los riesgos de enfermedades crónicas, pero no es suficiente para mantener el peso en ausencia de restricciones calóricas. Aunque esto tampoco significa que debas pasarte la semana en el gimnasio, puedes alternar tres o cuatro sesiones de deporte con otras actividades como pasear -de camino al trabajo-, bailar -el sábado por la noche-, o montar en bici -el domingo por la tarde-. No es tan importante el ejercicio en sí, como el hecho de acabar con la vida sendentaria.

Esto es efectivo para las mujeres que cuentan con un índice de masa corporal normal (pueden comer más o menos lo que quieran con tal de que lo quemen). En el caso de personas que ya tienen sobrepeso, es necesario que se impongan alguna restricción calórica para que puedan alcanzar su peso ideal.

¿Tú que prefieres? ¿Comer mucho y quemarlo o no moverte mucho pero tampoco comer demasiado? Ten cuidado con lo que piensas: una opción es claramente más saludable que la otra ;)

Vía: El Mundo