El desayuno ideal para los niños

2 Comentarios

desayuno para niños

No voy a insistir en la necesidad y la importancia de ofrecerle a los más pequeños un desayuno completo porque realmente ya resulta casi una obviedad, a pesar de que son numerosos los niños que reconocen que no desayunan.

Pero, ¿cómo es el desayuno ideal para los niños?

La combinación ideal para el desayuno es FRUTA + LÁCTEO + CEREALES, aunque admite variaciones, así como otros productos: galletas, huevo, fiambre, bizcocho, etc.

No se trata de desayunar siempre lo mismo, lo ideal es variar para así aportar a la dieta del peque todo tipo de nutrientes.

Un desayuno básico debe componerse de:

  • Cereales (hidratos de carbono y fibra): pan, cereales, galletas, etc.
  • Lácteos: queso fresco, leche, yogures, etc.
  • Fruta: zumo (natural), batidos, macedonia, etc.

Y  se puede completar añadiéndole:

  • Azúcares: azúcar, miel, mermelada, cacao, etc.
  • Proteínas: huevo, fiambre, etc.
  • Grasas: mantequilla, margarina, aceite de oliva, etc.

¿Un bol de cereales con leche es un buen desayuno?

Por lo general los cereales de desayuno para los niños son una opción saludable para aportar a tu organizmo todos los nutrientes que la alimentan infantil exige. Aunque en todo caso para que sea un desayuno completo debe acompañarse de leche o yogur, es decir de un lácteo y se debe ofercer además al peque algo de fruta, como un zumo natural o pieza de fruta.

En los supermercados existe una gran variedad de cereales de desayunos para los niños pequeños, bañados en chocolate, cubiertos de azúcar, con distintas formas y mascotas para hacerlos más atractivos.

Aunque si lees la información nutricional no son tan sanos como los pintan. Dependiendo de su composición, los cereales de los niños pueden ser una opción poco equilibrada. Numerosos cereales aportan un exceso de azúcar. Desde luego la dieta de los niños debe incluir azúcar pero en cantidades razonables. De ahí que los padres deban leer la composición nutricional.

Otro punto negativo d elos cereales de desayuno para niños es que presentan una escasa cantidad de fibra porque la mayoría de los cereales se elaboran con harinas refinadas. Sin embargo, los niveles de sal y grasa no son excesivos, salvo algún producto en concreto.

Por tanto los cereales de desayuno se deben tomar con moderación y al elegirlos hay que leerse la etiqueta de la información nutricional para no caer en errores. De todos modos, son una muy buena opción para el desayuno.

¿Y un bollo o donuts industrial para el desayuno?

La bollería industrial, como las magdalenas, el pan de leche, las napolitanas o los donuts, debe reducirse lo máximo posible en la dieta infantil. Es un error pensar que dándole un bollo está bien alimentado al desayuno ya que aporta nutrientes de baja calidad con un exceso de grasa malas (como las hidrogenadas), harinas refinadas y un exceso de azúcares y aditivos.

Tampoco es sensato abusar de las galletas ricas en grasas y con chocolate. La mejor opción en galletas son las galletas maría de toda la vida.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *