Saltar al contenido

El romero

Planta romero

El romero es una planta aromática típica de los países mediterráneos. En ellos es muy abundante en pendientes secas. Además de por su característico aroma, esta planta es muy valorada por sus cualidades terapéuticas. Es muy eficaz en los estados anémicos crónicos y sobre todo para la hipotensión. El té de romero, aunque resulta fácil de preparar se consume poco, por regla general se prefiere el consumo del vino de romero, que se vende ya preparado, pero a continuación explicaremos como realizar ambos “mejunjes”. Es importante consumirlo en las dosis adecuadas sin abusar de ello.

Vino de Romero:

Se añaden 10 ó 20 g de hojas de romero en una botella de 3/4 de litro de vino blanco ligero y se deja en maceración durante 5 días. Pasado este tiempo se cuela y ya está listo.
La dosis adecuada es un vasito dos veces al día.

Té de Romero:

Se añade media cucharada sopera de hojas en 1/4 de litro de agua fría, se calienta lentamente hasta que hierva, se retira del fuego y se cuela.
La dosis ideal es una taza por la mañana. A mediodia resulta adecuada para combatir los estados de agotamiento.