Saltar al contenido

Menús para dietas

Si quieres adelgazar ayúdate con estos menús para dietas! Aquí tienes los mejores consejos para preparar menús saludables para hacer dietas!

Hay unas normas básicas para crear menús saludables y de dietas:

1. Debes prestar atención a los alimentos y recetas que incluyas en tus menús para dietas. Lo ideal es comer un poco de todo, dando prioridad a los alimentos más saludables, ligeros, nutritivos y bajos en grasas.

Evita la improvisación, planifica tus comidas y ten claro qué alimentos no pueden faltar en tu dieta y cuáles debes evitar.

Desconfía de los alimentos light pero en cierto alimentos como los lácteos y carnes es importante que te pases a sus versiones bajas en grasas, como la leche y yogures desnatados, y las carnes blancas.

  • Lácteos desnatados: 3 raciones diarias.
  • Aceite de oliva: 2-3 raciones (una ración es igual a una cuchara sopera).
  • Verduras: 2 raciones diarias.
  • Fruta: 3 raciones.
  • Cereales, arroz, pasta, pan, patata: 4-5 raciones diarias. Opta por los cereales integrales.
  • Agua: 5-9 vasos diarios.
  • Pescado: mínimo 4 raciones semanales. Dale preferencia al pescado blanco.
  • Carnes magras: 3-4 raciones semanales.
  • Huevos: 3-4 raciones semanales. Cada ración se compone de 2 huevos.
  • Legumbres: 2-4 raciones semanales. Dos raciones como plato principal y otras dos como guarnición.
  • Frutos secos: 5 raciones semanales.
  • Carnes rojas: ocasionalmente.
  • Bollería, galletas, helados, pasteles, dulces, alcohol, refrescos, salsas, chocolate y cacao en polvo, comida precocinada, fritos, quesos grasos, patés, embutidos grasos, margarina: evítalos.

2. Haz 5 comidas al día! Haz 3 comidas principales, empezando por el desayuno, también come y cena, pero además haz dos tentempiés o meriendas a media mañana y a la tarde.

La clave es comer ligero y de forma frecuente, para ofrecer nutrientes y energía a  tu organismo, activar el metabolismo y no pasar hambre.

3. En los menús para dietas puedes hacer comidas y cenas con 1 ó 2 platos que combinen una ración de verduras, una ración de proteínas y una pequeña ración de hidratos de carbono.

4. Prepara los alimentos y platos con recetas ligeras, como a la plancha o al horno. Evita las frituras y rebozados, que están prohibidos en los menús para dietas! Cocina tus platos y comida sin añadir grasas.

Recuerda que puedes añadir un poquito de aceite de oliva mejor en su versión extra virgen para cocinar y aliñar, pero sin abusar, es importante que a lo largo del día no utilices más de 3 cucharas de aceite.

5. Empieza el día con un desayuno nutritivo compuesto de un lácteo, cereal y fruta. Evita los dulces, galletas, bollos, chocolates y cacao en polvo. Puedes tomar pan y cereales de desayuno pero en pequeñas cantidades.

 6. En los menús para dietas tanto en la comida como en la cena de tus menús de dietas puedes empezar con platos a base de verduras, purés, caldos o ensaladas, así como arroces o legumbres. Y ya de segundo plato dale protagonismo a las proteínas, puedes tomar carne, pescado o huevo.

7. En cuanto a los postres apuesta  tomar fruta, yogures, queso ligero,… Evita los dulces, tartas y preparados calóricos. Si quieres darte un capricho prueba con los postres de dieta.

 

Fotos: thehealthyfoodie