Saltar al contenido

Incluye en tu menús de verano cremas frías

Las cremas frías son ideales para verano ya que al estar fresquitas son muy apetitosas y nos ayudan a estar bien hidratados. Y es que es un alimento rico en agua, ideal para combatir el calor.

Además como se elaboran a base verduras y hortalizas (como pepino, calabacín o melón) se puede decir que es un alimento muy ligero ideal para perder peso, ya que es muy saciante, digestivo y aporta pocas calorías.

Si le incorporas algún lácteo como un quesito o leche desnatada, le aportarás a la crema un extra de calcio, que es muy beneficioso.

Su preparación es sencilla, pelar y triturar. Algunas cremas, dependiendo de sus ingresientes necesitan un tiempo de cocción.

Son refrescantes y depurativas.