Saltar al contenido

Los niños con madres trabajadoras…comen peor?

Según un artículo que leí hace unos días resulta que los resultados de un estudio sobre maternidad e infancia concluyen que los niños cuyas madres trabajan tienen menos posibilidades de llevar un estilo de vida sano, según el Instituto de Salud infantil de la Universidad de Londres.

Los investigadores encontraron que los hijos de madres empleadas eran menos activos y mostraban más tendencia a comer alimentos poco sanos, vamos, “comida basura”.

Y lo cierto es que, no os voy a mentir, no es la primera vez que lo veo o lo pienso. Bollos con chocolate de procedencia industrial y terriblemente calóricos son en muchos casos el almuerzo y la merienda de nuestros pequeños en una sociedad en la que la obesidad infantil es un problema real y en aumento.

Sin embargo, no me gusta el matiz ese de “hijos de madres trabajadoras”…y dónde quedan los padres? y la educación? y el estilo de vida que la familia tiene y sigue?

Porque vamos a ver, la educación de los peques depende de diferentes agentes socializadores; la familia y el cole son los fundamentales.

El padre, los abuelos, los tios, los primos…también educan, no sólo la madre! Si bien es cierto que socialmente el papel de la madre tiene mayor peso que el del padre en cuanto a la educación de los hijos esto es un concepto que debe cambiar, en mi opinión!

Y no me vale la excusa del tiempo! Aquello de “le compré un bollycao porque no me daba tiempo de preparale un bocadillo”…pues dale fruta o un yogur que no hay que prepararlo!

Bueno, este post esta sirviendo al menos de desahogo! Es un tema complicado, pero desde luego, aunque seguro que la estadística es correcta y los hijos de madres trabajadoras tienen un estilo de vida menos sano que los niños cuyas mamas no trabajan, lo cierto es que la excusa no me convence.

Se puede dar comida sana y mantener un buen ritmo de vida con niños si la educación y el apoyo familiar a los padres es el adecuado…no crees?

Vía: BBC

Foto: Flickr