Saltar al contenido

No todo el campo es orégano con las plantas medicinales

plantas-medicinales.jpgEn España existe el siguiente refrán: “Creer que todo el campo es orégano”…Este se usa para intentar alertar a alguien frente a una confianza exagerada en algo o alguien, cuando ya ha existido una primera experiencia satisfactoria y de él nos vamos a valer para intentar reflejar, mediante este juego de palabras, el uso indiscriminado que algunos llegan a hacer de las hierbas medicinales, confiando en exceso en bondades que en muchos casos están sin demostrar.

Muchísima gente recurre a los tratamientos alternativos y más concretamente a las hierbas medicinales, para sanar todo tipo de dolencias (tos, acné…) o perder esos kilitos “de más”.

Según las últimas cifras, publicadas por el periódico The Independient, unas 16 millones de personas las usan en todo el mundo mientras que las encuestas revelan que el 80% de ellas están satisfechas con los resultados obtenidos.

El pasado miércoles, dos científicos británicos, el doctor Peter Canter y el profesor de medicina complementaria Edzard Ernst, de la Península Medical School de la universidad de Exeter (Gran Bretaña) hicieron público un estudio acerca de las hierbas medicinales y su poder, concluyendo con la afirmación de que son mucho más perjudiciales de lo que se pensaba.

Afirman que muchas de ellas son tóxicas pudiendo llegar a producir hepatotoxicidad (toxicidad en el hígado) o toxicidad renal (de los riñones); otras están mal identificadas y se incluyen erróneamente en tratamientos; algunas se venden adulteradas con sustancias (p.ej esteroides) o contaminadas con pesticidas…

La moraleja se obtiene de este estudio es algo bastante lógico:

  • Ante cualquier afección, dirígete a tu médico: las hierbas medicinales pueden ayudar a disminuir síntomas de algunas enfermedades si están bien prescritas pero no curan enfermedades.
  • No tomes hierbas medicinales sin haberte informado antes de lo que vas a tomar: sus efectos secundarios, el tiempo máximo que se puede tomar, como se debe tomar…

Fuente: Infobae