Saltar al contenido

Comer sano y no sufrir ¿es posible?

Asimismo se recomienda consumir diariamente todos los grupos de nutrientes en forma equilibrada y variada.

“Otro dato muy importante es una buena hidratación diaria: beber de dos a tres litros de agua por día pero evitar jugos y gaseosas edulcoradas,” explicó Peretti.

La incorporación en el cuerpo de omega 3 es clave ya que contribuye, entre otras cosas, a reforzar las defensas del organismo y a la elevación del HDL (colesterol bueno). Se puede encontrar en los pescados grasos como el salmón, arenque, atún, caballa, tec.

Consejos para la dieta de un corazón saludable:

  • Escoger una dieta baja que no tenga grasa saturada.
  • Comer granos, frutas y vegetales en abundancia.
  • Reemplazar manteca y crema por quesos descremados ó aceite crudo.
  • Reemplazar la leche entera por la parcialmente descremada.
  • Retirar la grasa de las carnes y la piel del pollo antes de su cocción.
  • Cocinar sin sal y utilizarla con moderación.
  • Realizar cocciones sanas: hervidas, al vapor, a la plancha, al horno con colchón de vegetales.
  • Evitar las frituras.
  • Utilizar verduras frescas y evitar las enlatadas o congeladas.
  • Mantener un peso normal.

Páginas:Página anterior Página siguiente