Saltar al contenido

Alimentos relajantes contra la ansiedad

espinacas2.jpg

Ya sabemos todos que cuando estamos ansiosos comemos mucho más, simplemente para tranquilizarnos haciendo algo concreto. En situaciones de estrés se dispara la adrenalina, y como consecuencia, perdemos la capacidad de autocontrol, por lo que fumamos más y tragamos demasiado. Además, si nos sentimos tristes bajan los niveles de serotonina, que están relacionados con el apetito.

Lo que quizá no tengas tan claro es que hay alimentos que contribuyen a ponernos nerviosos y otros, por contra, que nos calman e incluso previenen ese nerviosismo . En momentos de estrés, es fundamental saber qué comer para no potenciar la ansiedad.

Ahora que se acerca la época de exámenes y los más jóvenes andan con los nervios a flor de piel, creo que será bueno repasar los alimentos que harán nuestra vida más plácida.


1. Vitamina B a tutiplén

Las vitaminas  del grupo B se consideran fundamentales para el mantenimiento del sistema nervioso en buen estado, y su deficiencia causa ansiedad, irritabilidad, insonmio y estrés.

Puedes conseguir vitamina B en:

  • Cereales integrales (de avena, de cebada, de trigo…)
  • Frutos secos
  • Verduras como las espinacas, la col, la lechuga, los rábanos o la endivia

2.  Alimentos ricos en magnesio

El magnesio mantiene a raya el ritmo cardiovascular, por lo que contribuye a la serenidad, al impedir que éste se desboque (y con él, nosotros).

Lo puedes encontrar en frutos secos, legumbres, o verduras como espinacas y judías

3. El triptofano, esencial para el buen humor

milk.JPG

El aminoácifo triptofano se transforma en serotonina, ayudando a mantener los niveles de esta última constantes en el organismo (un nivel bajo de serotonina se asocia a sentimientos de tristeza y nerviosismo).  Esta aminoácido tiene un efecto relajante.

Lo puedes encontrar en lácteos, en frutas como el plátano o la piña y en carnes como la del pavo.

4. Carbohidratos complejos

Incrementan la cantidad de serotonina en el cerebro y evitan la carencia de glucosa en la sangre, por lo que actúan como tranquilizantes.  Están presentes en muchas frutas y en alimentos hechos con harina integral, como puede ser el pan.

5.  Infusiones

La cafeína y la teína provocan excitabilidad y nerviosismo. Sustitúyelas por infusiones de tila, manzanilla o valeriana.

6. Alimentos refrescantes

La deshidratación, por ligera que sea, puede originar ansiedad. Para combatirla, toma frutas y verduras ricas en agua, además, claro está, de beber todo el agua que necesites.

7. Evita los estimulantes

En períodos de estrés conviene evitar las sustancias excitantes que aceleran la actividad del organismo provocando nerviosismo.

El estimulante por excelencia es la cafeína, presente en el café, té, las bebidas de cola, el cacao y el chocolate. También debes prescindir del ginseng y del alcohol.

8. Comer cada tres o cuatro horas.

Pasar muchas horas sin comer aumentará tu ansiedad y facilitará los atracones cuando finalmente te encuentres ante la mesa. Prueba a comer alimentos que haya que masticar mucho, y a poder ser, que resulten saciantes.

Espero que te haya servido de ayuda. ¿Notas la influencia de la alimentación en el estado de tus nervios?