Saltar al contenido

¿ No comer hidratos de carbono adelgaza ?

lucha_pasta.JPG

¿Dejar de comer alimentos ricos en hidratos de carbono adelgaza? ¿Funcionan las dietas sin hidratos de carbono? Mucha gente sostiene la creencia de que comer hidratos de carbono engorda. Probablemente hayas oído muchas veces que al ser lo primero que se quema, impide que se queme la grasa, o que el pan debe eliminarse de cualquier dieta porque hace subir kilos rápidamente.

Así que si te planteas adelgazar, y no consultas con un médico, es posible que elimines pan, pasta, arroz y cereales -entre otras cosas- de tu dieta y consecuentemente, te veas [email protected] a sustuirlas por proteínas (porque me imagino que no se te dará por sustituirlas por grasas). ¿Resultado? No sólo no vas a adelgazar, sino que tu alimentación desequilibrada te puede pasar factura con destrucción muscular y menor rendimiento de las neuronas.

Hay algo que deberías saber: el valor calórico de los hidratos de carbono es de 4 calorías por gramo, al igual que las proteínas. Las grasas, por contra, nos aportan 9 calorías por gramo.

¿Por qué se dice entonces que los hidratos de carbono engordan?

1. Prescindir de los hidratos de carbono hace que pierdas masa muscular.

Los hidratos de carbono son ricos en glucosa, así que cuando los consumimos, una parte se consume y la otra se almacena en el hígado. La glucosa es fundamental para el funcionamiento del cuerpo, porque es la “gasolina” que hace que células y neuronas puedan funcionar.

Cuando no se consumen suficientes hidratos de carbono, el organismo tira de las reservas que hay en el hígado, y al consumirlo, el agua que retiene la glucosa para su almacenamiento se pierde.  En realidad, no estás perdiendo grasa (que es lo que genera obesidad), simplemente te estás deshidratando.

Pero esto va más lejos, porque cuando ya no queda glucosa en el hígado, el organismo la busca en la masa muscular. Por eso las dietas pobres en carbohidratos destruyen músculo, que hace perder peso, pero no grasa, y que en ningún caso es aconsejable.

Además, no sé si recuerdas que los carbohidratos te permiten hacer dieta y sentirte feliz

carborogasm_1.jpg

2. Elige hidratos de carbono complejos

Una cantidad suficiente de hidratos de carbono es esencial, porque son una fuente de energía “limpia”. Sin embargo, no todos los hidratos de carbono son iguales.

Los hidratos de carbono simples o de absorción rápida,  causan desequilibrios súbitos en los niveles de glucosa por lo que, cuando no pueden ser absorvidos por las células, pueden dar lugar a grasa de reserva. Son hidratos de absorción rápida la miel, los azúcares, los zumos de frutas y las harinas refinadas. Esto no quiere decir que por comer este tipo de hidratos vayas a engordar, pero si abusas sí se pueden crear reservas de grasa.

Los hidratos de carbono complejos o de absorción lenta, por contra,  no causan altibajos ya que al absorverse lentamente, las células pueden ir cogiendo la glucosa a su ritmo. Además, este tipo de carbohidratos resultan más saciantes, por lo que evitan la tentación de picotear durante las horas siguientes. Son hidratos de carbono complejo los cereales integrales, así como el arroz y la pasta (sobre todo si también son integrales).

3. ¿Cuántos hidratos de carbono debo comer?

Para una persona sana, los médicos recomiendan que el 55% de las calorías ingeridas a lo largo del día se correspondan con hidratos de carbono, un 15% con proteínas y un 30% con grasas.  En el caso de personas que busquen adelgazar, es conveniente intercambiar los porcentajes de proteínas y grasas.

La necesidad de carbohidratos en total dependerá de tu gasto energético. Evidentemente, si comes más de lo que gastas engordarás (pero ahí no hay diferencias entre si comes hidratos o proteínas). Si tienes sobrepeso, no tienes por qué renunciar al pan, pero si debes controlar su consumo diario. El consumo de 100 gramos de pan al día apenas aporta calorías (equivale a dos yogures).

Con lo que sí debes tener cuidado es con panes refinados tipo pan de molde, que muchas veces esconden grasas en su elaboración aunque no lo ponga en el etiquetado.

Algo que también debes entender si estás a dieta es que el objetivo no es perder kilos, sino perder grasa. Hay oscilaciones en el peso constantemente, pero eso no significa que estés más [email protected], sino que estás mas [email protected], por ejemplo.

¿Alguna vez decidiste prescindir de los carbohidratos?