Saltar al contenido

¿En qué consiste la dieta macrobiótica?

elsa pataky dieta

elsa pataky dietaMuchas famosas han declarado seguir este estilo de vida, entre ellas Elsa Pataky, Kylie Minogue o Vanesa Romero, pero ¿en qué consiste? Conocemos que una correcta alimentación es fundamental tanto para lograr un buen estado de salud como para poseer el equilibrio perfecto entre el cuerpo y la mente. Basándose en esta premisa, el japonés Georges Ohsawa dio a conocer en el año 1957 la dieta macrobiótica.

La dieta macrobiótica se fundamenta en la medicina tradicional china y en la cultura Zen budista y, según su filosofía, conseguir el equilibrio entre los principios del Yin y Yang representa salud física, emocional y espiritual. Por lo tanto, esta dieta no se basa única y exclusivamente en los alimentos que se deben consumir sino que abarca mucho más aspectos y tiene en consideración otros factores como los medicinales o la armonía con nuestro entorno.

A través de la alimentación macrobiótica se consigue que el individuo entre en un estado de perfecto equilibrio con el mundo que lo rodea a la vez que logra liberarse de malos hábitos y a eliminar de la dieta habitual los alimentos que son nocivos para la salud.

La dieta macrobiótica se basa en el consumo de cereales integrales como el arroz, la cebada, el maíz, el trigo… que deben estar cocinados en forma de sopa, hervidos, guisados, tartas o croquetas para que no pierdan las propiedades Yin o Yang que, según la filosofía Zen, cada alimento posee. Las frutas y verduras también tienen un papel protagonista en la dieta y, para obtener las proteínas que el cuerpo necesita, se aconseja combinar estos alimentos con carnes magras de vacuno, pollo y pescado sin piel.

Es obvio que el principal fundamento de esta dieta no es el de adelgazar, pero también está claro que al ser una dieta en la que los alimentos permitidos y los hábitos que se adquieren son extremadamente saludables, al seguirla se consigue además de una importante pérdida de peso, un estado generalizado de bienestar físico y espiritual.