Saltar al contenido

Qué motiva a los vegetarianos?

Los vegetarianos tienen diferentes motivos para no comer carne animal

Cuando hace un año trabajaba en un restaurante vegetariano se me plantearon un montón de preguntas que pocas veces antes había tenído tan presentes. Conocí a muchos tipos de vegetarianos y me dí cuenta de que mis ideas, en gran medida, no eran demasiado correctas. No todos los vegetarianos son iguales. Sus motivaciones son muy diferentes y por lo general son personas apasionadas y comprometidas…Caray! tanto que no comen carne!

El volverse vegetarinao es, desde luego, una decisión muy personal que se apoya en argumentos muy diversos y, aparentemente, compatibles entre sí.

Para muchos el prejuicio acerca de los vegetarianos será similar al que tenía yo que pensaba que los que no comen carne son aquellos que sienten pena por el dolor de los animales en el momento de su muerte. Pero nada más lejos de la realidad; más bien sienten frustración por el tipo de vida que llevan estos animales en las “fábricas de carne” en las que apenas se mueven y en las que muchos viven hasta su muerte sin siquiera ver por unos segundos la luz del sol.

Otro tipo de argumentos, que normalmente van de la mano, apoyan que la comida vegetariana es, por lo general, mucho más sana (justificación dietética) y otros ( o los mismos con una justificación más, ésta de tipo social) rechazan la sociedad de consumo en la que el exceso y la falta de necesidad real son la máxima.

Por supuesto, la motivación mediomabiental y humanitaria es también de vital importancia. Los productos de consumo de las grandes multinacionales están rodeados de envoltorios plásticos no biodegradables, desperdicios que serán vertidos al medioambiente.

La última justificación me permite reflexionar sobre las terribles condiciones laborales de millones de personas que trabajan alrededor del mundo para que muchos productos de consumo lleguen a nuestra mesa. Y es que muchos vegetarianos son, además, consumidores de productos de consumo consciente y comercio justo.

No tiene mucho sentido que te solidarices con el mundo natural y animal pero que pensando en la injusticia para con las condiciones laborales en otros países te de igual, verdad?

El ser vegetariano en una sociedad como la actual, con tantas facilidades de consumo en grandes superficies que se acercan al concepto de “circo” bajo mi criterio, no deja de ser anecdótico. Porque en realidad los vegetarinos actuales, generalizando, no son personas a las que les disgusta la carne y se solidarizan con el dolor animal, sino más bien humanistas, ecologistas, ciudadanos del mundo que buscan un lugar más justo para todos y se manifiestan a través de una dieta justa basada en productos de consumo biológico…

Cada vez estoy más interesada en seguir este movimiento y está llegando al punto de la obsesión…y tú que has leído todas estás “rayadas mentales”…cómo lo ves?

Foto: Flickr

Enlace: Consumo Consciente Árbore